viernes, 10 de octubre de 2014

Castell del Remei Gotim Bru 2010.



Recupero de mi agenda este Gotim Bru en edición de añada 2010, muestra que me fue enviada por los responsables de esta bodega leridana, y que responde a la denominación Costers del Segre. Previo mi agradecimiento cordial por su colaboración desinteresada a la familia Cusiné de Cérvoles Celler, propietaria del dominio; comienzo a relatar mis impresiones acerca de este vino, conjunción varietal de tempranillo, garnacha, cabernet sauvignon, merlot y syrah, que acredita una maduración de diez meses en barricas de madera de roble francés y americano.
En copa parada muestra un color apicotado de media alta intensidad con algunos reflejos violáceos. La nariz apunta sensaciones aromáticas de fruta roja madura y algo confitada, con segundo plano en donde predominan los tonos especiados, tostados y ahumados, con alguna traza final láctica y un perímetro balsámico.
Boca en donde las sensaciones procedentes de la madera se apoderan del entorno, con un punto de frescura que se desliza intuitivo dejando seña de la fruta, pero aportando en algunos instantes algunas notas de calidez, con los taninos abiertos y golosos, media alta persistencia.
La balanza entre fruta y madera se nota inclinada en favor de la segunda, apuntando en la retronasal recuerdos de ciruelas rojas, vainilla y algunas puntas tostadas, con recreo silvestre, floral y un tono que en el final apuntala gestos de sapidez.
Tiene buena prolongación aunque ese tono un tanto dominante de la madera no sea mi estilo.
Lo califico en esta añada 2010 como recomendable, ante todo para quienes disfruten con los efectos que la madera ejerce sobre un vino de añada reciente. Correcto, pero no está entre mis vinos preferidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario