domingo, 12 de octubre de 2014

Barberani Viticoltori Castagnolo Orvieto Classico Superiore 2013.




Mi agradecimiento a los responsables de esta azienda vitivinícola por su desinteresada contribución con este espacio de divulgación de la fascinante cultura de la vid y el vino, mediante el envío de varias muestras de sus principales referencias.
La primera de ellas que traigo a colación presenta este vino blanco de la denominación de origen Orvieto, en edición de añada 2013, un vino que en su origen presenta la seña de la tolba volcánica, roca que domina la llanura sobre la que se alza orgulloso el municipio de Orvieto, con los ríos Paglia y Chiani a poca distancia. La piedra tufácea ejerce sobre este vino un distintivo de propia personalidad, con las varietales grechetto, trebbiano procanico, chardonnay y riesling inmersas en una unidad de destino, expresando en la condición aromática del vino, tras descorche y servicio; esa sensación de mineralidad que, desde luego; mucho tiene que ver con esa composición del suelo en donde se desarrolla el viñedo de Barberani.
Con Maurizio Castelli, como asesor enológico, este vino blanco catapulta su condición frutal desde el comienzo mismo de su cata, planteando en copa parada un color amarillo pajizo con algunos reflejos acerados, despliega en la vía aromática recuerdos de fragancia cítrica en primer término, deslizando a continuación memorias de membrillo, melocotón de viña y flores blancas, con un muy fino tono de incipiente mineralidad, que recuerda a piedra húmeda tras la típica tormenta de verano.
Boca que arranca con esa nota de frutosidad que adelantan los descriptores aromáticas, seductora traza de acidez, abundando en frescura durante su avance, volumen y prolongación, el vino alcanza el final de su cata con perfecta viveza.
Tiene hacia el final un destello de amargor comedido que prolonga sus sensaciones, junto con una nota de salinidad. Retronasal que amplia el cesto de frutas, con recuerdos de ciruelas claudia, limón y pomelo, de nuevo ese golmajero punto de membrillo, y un más amplio que en nariz; destello de mineralidad.
Una gran añada para un vino blanco en donde la grechetto se combina a la perfección con sus tres amigas varietales.
Lo califico en esta edición de cosecha 2013 como muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario