martes, 16 de septiembre de 2014

Pago de Guzque El Paso de Guzque Roble 2011.


Mi agradecimiento a esta bodega manchega por su desinteresada colaboración con este espacio divulgador de la cultura vitivinícola, mediante el envío de varias muestras de sus referencias, algunas de las cuales ya he comentado con anterioridad en varias entradas de este blog.
Hoy le toca el turno a El Paso de Guzque, conjunción varietal de tempranillo y graciano, frutos vendimiados en una parcela propiedad de la bodega y localizada en El Toboso.
Vinificación por separado de las varietales, y maduración en barricas de madera de roble francés y americano, durante doce meses.
En copa parada exhibe un color apicotado de buena intensidad, con reflejos violáceos y grana, estos empezando a insinuar.
Nariz que deja recuerdos de fruta roja y negra maduras, acompañadas por sensaciones sazonadas y ligeramente ahumadas, apuntando en el final de la fragancia suaves recuerdos especiados y de ebanistería.
La boca es sabrosa, manifiesta condición carnosa, con la fruta preponderante, buena traza de acidez, se desliza por la boca con amabilidad, taninos golosos y pulidos, dejando notas de buen equilibrio. La retronasal expresa memoria de ciruelas rojas, alguna fina distinción de vainilla, lácticos finos, con evocaciones de ebanistería y buen recurso final de sapidez.
Un vino que en esta añada 2011 califico como recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario