martes, 23 de septiembre de 2014

Fattoria Sardi Rosato 2013.




Muestra enviada de modo desinteresado por los responsables de esta bodega toscana, localizada en la ciudad de Lucca, por donde fluye el río Serchio y en donde llegaron al mundo los gloriosos compositores Puccini y Boccherini.
Su rosato en edición de añada 2013 recrea una fusión varietal de sangiovese, al sesenta por ciento; merlot, en una proporción del treinta y cinco; dejando el cinco porcentual restante para la ciliegiolo, uva cuyo origen es discutido, siendo mayoritaria en viñedos de Umbria y Toscana.
Con estas credenciales, la bodega de Matteo Giustiniani, con aristocrático pasado; elabora un vino amplio en frutosidad y condición cítrica, buena dosis de frescura, ampuloso en avance y llegada, más que correcto en cuanto a aromática, seña de naturalidad, sin ecuaciones de levadura que despejar.
En su vinificación, hay espacio para que una pequeña parte del zumo haga la fermentación en madera, con posterior maloláctica.
Color rosáceo grosella con reflejos piel de cebolla, armando una naturaleza aromática en donde predominan notas de fresa y cereza, frutos de granada, con algunos tonos cítricos que deambulan entre la naranja y la ya mencionada fresa de mata.
La boca es jugosa y golosa en el punto justo, con una buena traza de acidez que despliega frescura, muy buena longitud y persistencia, con la retronasal que evidencia recuerdos similares a los expresados en la vía olfativa, aunque concretando mayor la naturaleza de los frutos rojos maduros y elevando una sugerente plegaria floral que se hermana con los detalles cítricos.
Es un rosato encantador, refrescante y que hace de la fruta madre un auténtico elogio.
Me ha encantado. Lo califico en esta añada 2013 entre muy recomendable y más que muy recomendable. Entre el concierto para chelo y orquesta Opus.34 en si bemol mayor, del gran Boccherini y el Nessun Dorma del no menos genial Puccini, hay un acorde para este sugestivo rosato toscano.


No hay comentarios:

Publicar un comentario