jueves, 25 de septiembre de 2014

Cervezas : Cerveza Artesana Cazurra Alehop.




Agradecido a los responsables de esta cerveza artesana procedente de tierras leonesas, comienzo esta entrada del blog, solicitando una atención especial por un producto como es la cerveza, rivalizada a la fuerza, a veces; con el vino, y sin embargo tan meritoria como aquel, que lo es que yo, personalmente; nada tengo más que elogios para esta bebida, siempre y cuando se deguste y consuma como mandan mis cánones, que no son puristas, sino más bien autentificadores, defensores de la nobleza y la artesanía, alejados de mezclas mercantilistas que sólo tratan de atraer a un público facilón, capaz de combinar churras y merinas, con tal de reir las gracias de los de siempre, aquellos que priman los beneficios contables por encima del consumo placentero y la protección gastronómica y cultural. Dicho ello porque, desde Cervezas Cazurra tienen el detalle de hablar de cerveza con mayúsculas, sin matices limoneros añadidos, buscando relanzar una cultura propia, para nada emparentada con cercanas campañas publicitarias de grandilocuentes empresas, que desvirtúan la auténtica personalidad de la cerveza, con mezclas, siempre a mi juicio; chabacanas.
Alehop de Cervezas Artesanas Cazurra es una citra IPA cargada de encanto, con un color dorado y suaves reflejos ambarinos, profusa espuma de larga duración; que en su aproximación nasal envía buen repertorio frutal y floral, con amable sentido cítrico, pero también con una espléndida nota de golosura y cierta melosidad de fragancia, que me hace recordar, junto a un punto balsámico lleno de viveza; la imagen de un jardín, en donde flores, árboles frutales y abejas se reúnen para adaptarse en perfecta comunión a esa época entre primaveral y estival que a los humanos nos sirve, entre otras cosas; para refrescarnos. No necesitamos mezclar cerveza con limón para calmar los sofocos, se lo aseguro, con esta sublime Alehop basta, que no es poco.
En cuanto a la boca, se llena de una triangulación soberbia entre acidez, fruta y amargor, resultando este al final más potente, prolongando el paso y resultando un magno descriptor balsámico, que dota a la cata de energía y viveza, de contrastes y sapidez.
No es una cerveza pesada, al contrario de lo que pueda parecer por ese empuje final de amargor, Alehop es una cerveza, que haciendo gala de su nombre bautismal; amable, divertida, que se empeña en dotar a la cata de giros y tirabuzones gustativos, más que aromáticos; logrando ese efecto parque de atracciones que los catadores tanto estimamos, y a veces también tanto echamos de menos.
En fin, una cerveza con cuerpo y personalidad, que califico entre muy recomendable y más que muy recomendable.


No hay comentarios:

Publicar un comentario