miércoles, 10 de septiembre de 2014

Bodegas Peique Tinto Mencía 2012.



Una nueva muestra de las enviadas por esta bodega berciana de modo desinteresado, y siempre al objeto de mi cata y análisis personal.
Monovarietal de la casta mencía, con frutos procedentes de viñedos que acreditan una antiguedad de entre cuarenta y cinco y cincuenta y cinco años, con una vinificación que se desarrolla durante un periodo de dos meses en depósitos de acero inoxidable, en contacto con sus lías finas.
Presenta en copa parada un color apicotado de buena intensidad, reflejos violáceos.
La nariz deja señas de fruta roja madura, con recuerdos florales en segunda instancia, guiño balsámico breve y un final en donde sobresalen algunas señas de mineralidad, no demasiado pronunciada.
Boca sabrosa, con jugosa entrada, perfilando una traza de acidez de buena prologación, que deja señales de buena frescura, equilibrado en las formas, manteniendo unos taninos sabrosos y pulidos, y afirmando en la retronasal memoria de cerezas y fresas de mata, con giros de flores rojas y violetas, y un fondo bien perfilado que acredita una nota de terrosidad.
Es un vino lozano y fresco, que ensalza la condición de la mencía.
Lo califico en esta añada 2012 como recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario