viernes, 5 de septiembre de 2014

Bodegas Barreda Torre de Barreda Cabernet Sauvignon 2012.



Mi agradecimiento a Ana Barreda y su familia por su desinteresado envío de muestras, algunas de las cuales ya comenté en anteriores entradas del blog. En el caso que hoy nos ocupa, estamos delante del monovarietal de cabernet sauvignon, que en edición de añada 2012 acredita una maduración de ocho meses en barricas de madera de roble francés.
En copa parada esgrime un color apicotado intenso con reflejos violáceos, buena capa y densidad. La nariz es muy frutal y floral, dejando sensaciones balsámicas, especiadas y tostadas en segunda instancia. La boca es amplia, ofrece estructura y volumen, con equilibrio entre fruta y madera, dejando que esta deje a la fruta abrirse y expresar toda su carga potencial. La madera aporta pero sin nublar a la fruta, y la capacidad varietal de la cabernet se despliega con buena franqueza.
Buena traza de acidez, frescura, con una seña de persistencia de media alta intensidad. Denota buena extracción y en la retronasal hay recuerdos de ciruelas y cerezas, con algún matiz sazonado, especiados y lácticos completando los descriptores, y apuntalando en el epílogo notas tostadas y de sapidez. El componente floral, más matizado en la vía nasal; queda aquí algo rezagado.
En cualquier caso un vino monovarietal que me ha gustado y que califico en esta añada 2012 como muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario