domingo, 17 de agosto de 2014

Quinta do Gago Casal Faria Branco Reserva 2009.



Un placer recibir de vez en cuando muestras de vino portugués, menos frecuente en mis notas de cata de lo que desearía, no por falta de interés, al contrario; sino porque al parecer las bodegas lusas no están tan acostumbradas como las españolas, francesas e italianas a la hora de envíos desinteresados de muestras. Sin duda, Quinta do Gago, ha sido una agradable excepción a esa regla.
Estamos delante de un vino blanco seco, que se elabora con frutos de las varietales Côdega de Larinho y Verdelho y que responde al proyecto personal de Fernando Vicente Bacalhau Faria y Deolinda Sousa.
En copa parada demuestra un color amarillo pálido con reflejos dorados, buen brillo.
Nariz que plantea recuerdos de fruta blanca con hueso, algunos detalles florales menos marcados y un guiño procedente de la madera que recluta memorias de frutos secos y alguna ligera nota especiada.
La boca es sabrosa, tiene detalles golosos de fruta, desplegando una traza de acidez de media seña, textura medio untuosa, trazado con equilibrio, y con la llegada al final estilizada, tal vez pudiera pedirle mayor nota de intensidad en ese sentido.
La retronasal demuestra detalles que recuerdan a albaricoque y membrillo, este último no demasiado marcado, con extensiones florales blancas y amarillas, algún punto balsámico muy fino y un final en donde alcanzo a identificar un recuerdo de frutos secos.
Pierde algo de intensidad hacia el final de la cata, pero no obstante acredita buena fruta y una condición sabrosa de frescura.
Lo califico en esta añada 2009 como recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario