domingo, 31 de agosto de 2014

Gastronomía : OrbeOlive AOVE 50-K.





Mi agradecimiento a los responsables de esta almazara castellonense, que acogida a la denominación de origen Aceite de la Comunitat Valenciana, presume en el mercado de dos productos, cuyas muestras me fueron enviadas de modo desinteresado, al objeto de mi cata y análisi personal.
Ya versé hace algún tiempo sobre su AOVE de la estilizada botella blanca, el Bótxi, coupage varietal en el que dominaba la Espadán, y que me resultó muy gratificante.
En esta oportunidad, traigo al blog, el 50-K, un AOVE que se elabora de modo monovarietal con la Serrana de Espadán, frutos procedentes de parcelas minifundistas, obtenido mediante prensado en frío de las olivas, y que me ha aportado también un buen instante de placer, mientras procedía a su cata.
Vaso de cata que deja una enseña cromática amarillo verdosa, con aromática amplia, dejando recuerdos de manzana verde, hierba fresca, almendra y algún peculiar matiz de arándanos, algo que no he descubierto con fracuencia en las catas de aceites, y que para mi supone toda una novedad.
Tiene equlibrio e intensidad en la fragancia, abriendo en boca sensaciones de concentración y densidad, buena triangulación de acidez, dulzor y amargor, con buena dosis de frescura, recuerdos muy verdes cuando alcanza el paladar, con una textura que en el paso se muestra untuosa. Hay recuerdos de manzana verde, asomos silvestres, con suave evocación de mata tomatera, y más prolongados recuerdos de hierba verde y almendra.
Redondez, suavidad, untuosidad y perfecto equilibrio.
Lo califico como más que muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario