miércoles, 6 de agosto de 2014

Fattoria Casabianca Cleo 2012.




Mi sincero agradecimiento a los responsables de esta bodega italiana, que ha colaborado con este blog de cultura vitivinícola mediante el envío de varias muestras de sus referencias principales.
Hace pocas fechas comenté mis impresiones acerca de su rosato en edición de añada 2013, un vino sabroso, con buena expresión en cuanto a fruta.
Este Cleo, vino blanco seco en edición de añada 2012, está elaborado con una conjunción varietal de uvas vermentino, base mayoritaria al setenta por cinco por ciento, con la proporción restante correspondiente a la viognier. Frutos vendimiados en parcelas localizadas a una altitud de entre trescientos y trescientos cincuenta metros, vinificando la vermentino previo prensado suave y con una fermentación alcohólica en depósitos de acero inoxidable.
En cuanto a la viognier, se procede con una fermentación en barricas de madera de roble.
Vino que en copa parada muestra un color amarillo pálido con reflejos verdosos, la nariz esgrime recuerdos de fruta blanca con hueso, pera de agua y un suave punto aromático floral, con algún testigo menos intenso que refleja hierbas aromáticas.
La boca es golosa desde el arranque, con un deslizado por boca amable, muy frutal; la concentración vinosa bien desarrollada, textura untuosa, acredita volumen y es un vino equilibrado.
La persistencia se muestra en plenitud, con la retronasal hablando de ciruelas claudia, limón, pera y una sensación floral que me ha recordado a pétalos blancos de rosas y jazmín, apareciendo en el plano final un suave amargor que prolonga sus sensaciones expresivas.
Lo califico en esta añada 2012 como muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario