domingo, 10 de agosto de 2014

Cervezas : Drunken Bros Brewery Rose Mary American Pale Ale.




Mi cordial agradecimiento a los responsables de este elaborador de cerveza, que me hicieron llegar a través de un cliente localizado en la ciudad de Logroño, esta muestra de su american pale ale, bautizada como Rose Mary, una de esas cervezas sorprendentes, llenas de viveza y frescura; que pude catar y disfrutar tras una dura jornada de trabajo y que con absoluta sinceridad, logró encandilarme.
Tiene ese algo pleno de personalidad, ese punto que distingue a una cerveza artesana de una cualquiera, con el sello de su elaboración basado en maltas pale y caramunich, lúpulo cascade y levadura americana. Además el reparto de esta sabrosa película cervecera se completa con el punto personal acreditado en el romero silvestre, que le aporta una magnífica sutileza y una genial expresión.
Con la recepción vertical en el vaso, la pantalla acristalada se llena de un color anaranjado con buena presencia de espuma. La nariz comienza con una nota aromática de fruta cítrica, llenando el avance con algunas señas herbáceas, en donde de modo suave se intuye el recuerdo del romero.
Lo que más me ha gustado es, sin lugar a dudas, su entrada y recorrido en boca. Llena de frescura, tiene un guiño frutal que se apuntala en torno a memorias balsámicas y herbáceas, que refrescan de un modo más que considerable. No es densa en demasía, pero en cambio hace de la sutiliza su arma básica, durante el guión de su cata.
No es que abunden las evocaciones de romero, que siempre se esconden detrás de los firmes recuerdos cítricos, pero sí le dan una, a mi juicio; más que acertada influencia a una cerveza que desde esta entrada en el blog, no vacilo en recomendar a todos mis lectores.
De los homebrewers vizcainos a la jarra, pasando por la burgalesa localidad de Medina de Pomar, que es donde realmente se elabora.
La califico como más que muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario