miércoles, 27 de agosto de 2014

Cervezas : Brabante Oscura.




Tras comentar mis impresiones personales sobre la cerveza Brabante blanca de trigo, que figura en este blog con fecha correspondiente al pasado 11 de Agosto de 2014, en el día de hoy, y tras agradecer de nuevo a los responsables de esta elaboradora cervecera su desinteresada colaboración con mi proyecto de divulgación de la cultura vitivinícola y gastronómica en general; me dispongo a comentar las ideas que me ha surgido tras catar y saborear esta referencia oscura de la misma casa.
Puedo presentarla como una cerveza oscura de doble fermentación, con la segunda de ellas llevada a buen término en botella, con el espíritu de Flandes bien plasmado tanto en cromática como en su complejidad, que me ha resultado resplandeciente.
En jarra manifiesta una estética que envía a nuestras retinas tonos de madera barnizada, ambarinos suaves y unos reflejos dorados nítidos y que alumbran el conjunto, llenándolo de un bello fulgor.
La nariz es intensa, con recuerdos de grosellas, torrefactos, balsámicos y un punto tostado que magnifica el perímetro aromático. Boca suave, no tan densa como puede parecer a priori, dando una seña triangular equilibrada, en donde golosura, acidez y amargor se deslizan con personalidad. Apunto un paso al frente de las sensaciones de amargor, aunque lo que realmente me sorprende es ese punto de grosellas y fresas de mata que toca el paladar y lo enamora.
Amplitud en su avance, buena persistencia, con poco carbónico y abundantes sensaciones tostadas y balsámicas durante la fase final de la cata.
Una cerveza sabrosa, que califico, como su hermana la Brabante blanca de trigo; entre muy recomendable y más que recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario