sábado, 23 de agosto de 2014

Bodegas y Viñedos Tábula Tábula 2010.



En entradas precedentes ya he escrito sobre varias de las referencias que esta bodega vallisoletana me ha enviado de modo desinteresado, al objeto de mi cata y análisis personal. Vuelvo a agradecer su colaboración en la difusión de esta cultura vitivinícola, en la que pongo mi propio granito de arena publicando varias entradas diarias en el blog que ustedes siguen fielmente.
Monovarietal de tempranillo que acredita dieciseis meses de maduración en barricas de madera de roble francés, y que en copa parada muestra un color apicotado con reflejos purpúreos.
Nariz muy de la varietal, con equilibrada sensación de la madera continente, expresando recuerdos de fruta roja y negra maduras, notas licorosas, con prolongaciones aromáticas de segunda linea que demuestran personalidad balsámica. En una segunda aproximación aparecen guiños especiados y de fina ebanistería, con la fruta siempre dominando.
La boca es frutosa en el arranque, con una acidez de media alta intención, taninos finos y pulidos, avanzando hacia el paladar y dejando huella más de sazón, que licorosa ó acompotada.
Buena persistencia, con la retronasal que envía memorias de ciruelas rojas, vainilla y pimienta negra, algunas señas de regaliz, y un tono de tostados procedentes de la madera, que redondea el conjunto.
Lo califico en esta añada 2010 entre recomendable y muy recomendable.
Tal vez sea de todos los vinos que Tábula me ha enviado, el menos espectacular. Claro que sus hermanos lo eran, y mucho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario