sábado, 2 de agosto de 2014

Bodega Reina de Castilla Isabelino Rosado 2013.




Mi cordial agradecimiento a los responsables de esta bodega vallisoletana, por su desinteresada colaboración con mi espacio divulgador de la cultura vitivinícola, contribución realizada a través de un envío de varias muestras de sus principales referencias.
Comienzo con este rosado joven, elaborado con frutos de la casta tempranillo, vendimiados en viñedos de la propiedad, que acreditan una edad media de más de quince años, localizados a una altitud de setecientos cincuenta metros, y asentados en suelos de composición pedregosa, arenosa y limosa.
La vendimia nocturna precede a un proceso de macerado que se prolonga durante seis horas y a la que sigue un fermentado en depósitos de acero inoxidable durante diez a quince días, siempre bajo control de temperatura. Se mantiene sobre lías por un tiempo aproximado de entre tres y cuatro meses. Antes del embotellado, se somete a clarificación y estabilización.
En copa parada el vino exhibe un color rosaceo acerezado, buen brillo e intensidad.
Nariz que se ve poblada de frutos rojos maduros, con suaves notas florales y algunos balsámicos menores, estos no demasiado marcados.
La boca es sabrosa, tiene equilibrio, prolonga la frescura proveniente de la acidez durante el avance, y deja unas buenas formas en cuanto a una expresión retronasal que acredita recuerdos de fresas y grosellas, un fino punto cítrico que conduce hasta un amplio elenco de sensaciones florales y un guiño anisado, este de menos importancia que el resto de testigos expresivos.
Lo califico en esta añada 2013 como recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario