lunes, 11 de agosto de 2014

Bodega Finca Cárdaba Selección 2006.



fincacardaba.com

Una muestra más de las enviadas de modo desinteresado por los responsables de esta bodega segoviana, cuyos vinos me están resultando tan gratificantes como elaborados con una indudable seña de personalidad, circunstancia esta que diferencia a los vinos entre sí.
Esa seña, a veces difícil de explicar por parte de quienes catamos y escribimos, se basa para mi en el simple aunque relevante hecho de comprobar como el vino muestra equilibrio, describe sensaciones de buena complejidad tanto en aromática como en la fase retronasal y además en el subjetivo carácter de asimilar por parte de mis sentidos que estoy delante de un vino que da un paso más allá de la compostura que se le presupone antes del descorche.
¿Que quieren, tal vez aquello tan mencionado de "no entiendo de vinos pero sé cuáles me gustan"?.
Algo así, aunque esgrimiendo la espada de quien se considera guerrero y no simple comentarista. Guerrero de la pluma, siempre apelando a la cortesía y al reconocimiento al esfuerzo, ese que a veces, y en lo que respecta a la elaboración de vinos; se pasa de largo por el consumidor y que, al menos para mi, también tiene que ocupar un espacio en el instante de juzgar algo, en este caso, vino.
No me digan que todos se esfuerzan que ya lo sé, pero las horas delante de los depósitos esperando la fermentación, los cuidados del campo y la inversión en diferentes parcelas, en diversos suelos y en distintas referencias varietales, no es siempre la misma. Y a veces, se sabe y por supuesto, también se nota.
Este Selección de Finca Cárdaba en edición de añada 2006 se ha elaborado con frutos de tempranillo, vendimiados en parcelas con suelos de composición arcillo calcárea, acreditando una maduración de catorce meses en barricas de madera nueva de roble francés de grano fino.
En copa parada muestra un color rojo apicotado profundo, con reflejos purpúreos, buena uniformidad cromática. Tiene una fragancia de fruta roja madura y un guiño sazonado que abren su primera aproximación olfativa, con sensaciones especiadas más finas, suave esencia de flores rojas, con lácticos y balsámicos más contenidos.
Es sabroso en el arranque en boca, con la fruta siempre dominando el guión, buena traza de acidez, goloso en el avance, demuestra unos taninos sabrosos, algo fundentes aún; aunque en franca vía de afinamiento. Creo que es uno de esos vinos que cuando lo catas te dice al oído :"estoy ya preparado para el estreno, pero tengo vida por delante".
Amplio, equilibrado, con volumen, sensato y sin estruendo, defiende una buena seña de persistencia, y abunda en fruta durante el análisis retronasal, hablando de ciruelas rojas y cerezas, nota de sazón, vainilla y pimienta, con pétalos florales rojos y un combinado láctico y balsámico que logra prolongar su expresividad.
Lo califico en esta añada 2006 entre muy recomendable y más que muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario