domingo, 24 de agosto de 2014

Bodega Ascensión Repiso Verónica Salgado Capricho Crianza 2010.




Gracias a la generosa aportación de mi buen amigo Jose Luis, y durante una estupenda comida, pude catar y degustar este vino tinto de la denominación Ribera del Duero, monovarietal de la casta tempranillo, referencia perteneciente a una bodega localizada en el municipio de Pesquera de Duero, y que tiene al frente de las labores enológicas a Verónica Salgado.
Tras una vendimia manual y un proceso de despalillado, se acomete la fermentación alcohólica en pequeños depósitos, para finalizar con una maduración en barricas nuevas de madera de roble durante un periodo de doce meses.
Decantado el vino, el color ofrece tonalidades apicotadas con reflejos violáceos, desplegando en primera aproximación aromática recuerdos un tanto oclusos, con la madera como protagonista, avanzando con el paso de los minutos y desarrollando con mayor intensidad los descriptores procedentes de la fruta madre. Fruta roja madura, algunas flores, con tostados y lácticos en segunda instancia, incluso algunas evocaciones de café.
La boca comienza con golosura, imprime carácter la tempranillo, mostrando buena traza de acidez, con los taninos dulces y afinados, dejando una seña media alta en cuanto a persistencia.
La retronasal advierte memoria de ciruelas rojas, flores rojas, algunos puntos lácticos, deslizando un menor e incipiente punto balsámico y escenificando al final una sensación de granos de café.
Resulta equilibrado, aunque al final le podría pedir una mayor y mantenida seña de envolvencia, ya que parece decaer algo en cuanto a intensidad.
Lo califico en esta añada 2010 como recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario