miércoles, 27 de agosto de 2014

Attis Bodegas y Viñedos Nana Albariño 2012.



Una muestra más de las enviadas de modo desinteresado por los responsables de esta bodega del Val do Salnes, cuyo patronaje enológico corresponde a Robustiano Fariña, y que responde al peculiar nombre de Nana, un monovarietal de la casta albariño, que acredita una fermentación sobre lías, con proceso regular de battonage;  que tiene lugar en barricas de madera nueva de roble francés, durante un periodo de nueve meses.
Frutos que proceden de la parcela más antigua del dominio, y que se localiza en las laderas del monte Penaguda, con cepas que se asientan en terrenos de composición granítica, con aportes arenosos y arcillosos.
En copa parada esgrime un color amarillo pajizo de cierta intensidad, con algunos reflejos insinuando dorado y que centrados en la copa aparecen acerados, la nariz afronta recuerdos frutales y florales en primera aproximación, con tonos tostados y de frutos secos, todo en menor intensidad, redondeando la fragancia con evocaciones balsámicas, que me envían memorias resinosas.
Es franco en su arranque en boca, con buena untuosidad en el avance, dejando una traza de acidez prolongada, buena dosis de frescura, la fruta dominando con la personalidad de la madera en segundo plano, aunque bien marcada. Buena integración, tiene equlibrio y volumen, con sustancia y finura.
Retronasal que dibuja evocaciones de pera, manzana, limón, algún atisbo suave de membrillo, cremosidad y resinas y anisados marcando la punta secundaria en cuanto a complejidad, y finalizando con tostados sugerentes y un leve recuerdo de mineralidad y sapidez.
Lo califico en esta añada 2012 como muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario