miércoles, 20 de agosto de 2014

Altos del Terral Cuveé Julia 2010.




Habiendo escrito en este blog, con fecha 11 de febrero de 2014, sobre el crianza en edición de añada 2010 de esta bodega burgalesa, me dispongo hoy a comentar mis impresiones acerca del Cuveé Julia de la misma añada, al tiempo que agradezco la desinteresada colaboración de esta bodega con mi espacio divulgador de la cultura vitivinícola, mediante el envío de sus principales referencias.
Monovarietal de tempranillo que acredita maloláctica en madera y maduración de veinticuatro meses en barricas de madera nueva de roble francés.
Ni clarificados ni filtrados para un vino con clase y potencia, que despliega en copa parada un color apicotado con reflejos violáceos, dejando en nariz sensaciones aromáticas de fruta roja madura, que progresa hacia tostados y especiados, un buen punto de fina ebanistería, suavizando en el final con algunos guiños de matorral de monte bajo.
La boca es gustosa, con una entrada que muestra tonos de jugosidad, la acidez bien marcada y prolongada, con los taninos marcados y golosos, volumen y estructura, seña de franca persistencia, envolvente.
La retronasal manda evocaciones de cerezas y ciruelas rojas, vainilla y lácticos, desplegando tostados procedentes de la madera, con un punto balsámico no muy intenso. Finaliza con un fondo silvestre que prolonga su capacidad expresiva.
Lo califico en esta añada 2010 como muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario