martes, 29 de julio de 2014

Weingut Waldschütz Grüner Veltliner Aturo 2012.



Mi agradecimiento a los responsables de esta bodega del Kamptal austriaco por su desinteresado envío de muestras, comenzando mi cata y análisis personal con este monovarietal de grüner veltliner aturo en edición de añada 2012, un vino blanco seco, prodigio de elegancia vinosa y buena prolongación, que me ha llegado desde una bodega que acredita cuatro generaciones de la misma familia al frente del dominio.
La uva blanca por excelencia en el país de los valses y las operetas deja en este vino un sello sabroso, limpio; en donde los frutos blancos de hueso y un fino punto de piña, se ven acomodados en las evocaciones aromáticas con un débil guiño meloso, no muy marcado; y un fondo de perfume en donde se reconoce la esencia del Kamptal, tan diferente del Wachau.
Una mineralidad que afronta sensaciones de terrosidad y roca, que dejan en la fragancia un sello de redondeo.
Pero es la boca quien se lleva la palma durante la cata del vino, con una entrada en donde la fruta se magnifica, dejando intuiciones de golosas longitudes y frescura desplegada en el avance, con esa acidez y ese tono de la zona que habla de casi estar masticando ciruelas amarillas, albaricoques, un motivo floral que predomina más en la retronasal que en la fase olfativa y que descubre en la retaguardia el punto ya mencionado de mineralidad, que abarca el epílogo y que completa la cata de un gran vino, regio y elegante, con una persistencia suave e intensa, y un perfecto tono de envolvencia, junto a esa textura grasa que le da forma en el paladar y que aumenta sus sensaciones de complejidad y expresión.
Un buen monovarietal de la grüner, que califico en esta añada 2012 entre muy recomendable y más que muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario