jueves, 24 de julio de 2014

Roberto Cipresso Eureka! 2010.




Agradezco una vez más al hacedor de vinos Roberto Cipresso su desinteresado envío de muestras, al objeto de mi cata y análisis personal, y posterior redacción de mis impresiones en este espacio divulgador de la cultura vitivinícola.
Admirador del trabajo de este profesional de la viticultura, este Eureka! en edición de añada 2010 reúne a las varietales syrah y garnacha, con frutos procedentes de la finca Vigneto Osarella, en donde el suelo tiene una composición margosa y de roca tufácea.
Tras el fermentado en depósitos de acero inoxidable bajo control de temperatura, se inicia una maduración en barricas de roble francés, con una proporción de madera nueva del cincuenta por ciento.
Copa parada que muestra un color apicotado, con algunos reflejos purpúreos. Buena sensación óptica en cuanto a densidad vinosa. Tiene la nariz abierta a evocaciones de fruta roja madura y suavemente especiada y sazonada, con un punto de flores rojas muy tenue, alabando a continuación recuerdos un tanto exóticos, punto final tostado no muy marcado, con guiños silvestres y minerales en la retirada.
La boca es profunda, tiene un buen nudo frutal en el avance, que se deshace en favor de una genial traza de acidez, taninos golosos, sabrosos y marcados, con un fino punto de amargor que redondea el conjunto expresivo. Volumen le sobra y en su persistencia reconozco el dulzor de la garnacha y un punto robusto y gallardo procedente a buen seguro, de la syrah.
Franco y equilibrado, me ha encantado.
La retronasal habla de frutos rojos silvestres, con sensaciones especiadas y de sazón, flores rojas y violetas, algún ligero tono balsámico, conjunto de nuevo con una huella exótica que se abre a completar el final con memoranzas minerales y silvestres.
Un gran vino en genial añada que califico sin atisbo de duda, como más que muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario