lunes, 7 de julio de 2014

Gastronomía : Queso Manchego Artesano Media Curación Dehesa de los Llanos.




Mi agradecimiento a los responsables de Dehesa de los Llanos, por su desinteresada colaboración con este espacio de divulgación de la cultura gastronómica, mediante el envío de varias muestras de sus quesos con Denominación de Origen Manchego, siendo esta pieza de media curación la que ocupa el protagonismo en el blog, en el día de hoy.
Finca cercana a la ciudad de Albacete, dotada de diez mil hectáreas y de más de cinco mil cabezas de ganado ovino, es propiedad del Marqués de Paul, Don Carlos Gutiérrez-Maturana Larios, siendo su origen allá por el siglo XVII una fundación de los monjes franciscanos, que ya la utilizaban como sede agrícola y ganadera.
Elaborado a partir de leche cruda de oveja y madurado durante tres meses, plantea un color blanco marfileño, con una sabrosa textura de crema, dejando en nariz unas amplias sensaciones que evocan frutos secos, con un guiño de tostados no muy prolongado.
Ligera nota punzante que se abre junto a la sabrosa cremosidad que imprime en boca, aborda el avance y la explosión de sabor con un punto de salinidad, que sin embargo desaparece pronto, anotando enseguida ese mayor relámpago de leche y crema.
Tiene una firme personalidad, abraza el paladar y lo colma de guiños de un retrogusto en donde vuelven a aparecer notas de frutos secos, yogur y un punto final que despliega memoranzas de tostados y cereal.
Un gran queso, pleno de sabor, identificado con la lozana personalidad que aporta un media curación, y ambicionando, mediante un buen equilibrio, alcanzar, sin lograrlo, como no debe ser de otro modo; a su hermano mayor, representado por el queso curado manchego, del que escribiré otro día.
Lo califico como más que muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario