viernes, 18 de julio de 2014

Gastronomía : Melocotones Finca El Berzal de Guadix.








Mi agradecimiento a los responsables de esta explotación frutícola accitana por su desinteresada contribución con este espacio divulgador de la cultura gastronómica, mediante el envío de una buena galería de sus melocotones guadijeños.
Toda mi alma era un murmullo de ocasos, impaciente de amarillo, poesía surgida de la pasión creativa de una granadina afincada en Guadix, Elena Martín Vivaldi, a la que aprovecho para homenajear mediante esta crónica del blog, ya que en parte coincide su inspiración con el anhelo natural de la familia García Palma, propietaria de Finca El Berzal, en donde los melocotones son algo más que la leyenda china, país de donde procede este fruto; que los vincula con la inmortalidad.
Buceo en betacaroteno con unas nectarinas, piezas recibidas; que sustancian la jugosa esencia de los prunus persica, manifestando desde el primer mordisco esa grandeza de sabor, esos recuerdos que a veces llegan procedentes de algunos vinos blancos que salen al paso durante un día de cata.
Los melocotones de la familia García Palma poseen el aspecto externo intacto, excelso, capaz de atraer a la boca, llamando a la puerta de nuestra óptica y desplazando después al paladar hasta un lugar que la misma poeta Martín Vivaldi hubiera elogiado en cualquiera de sus creaciones.
Al parecer las nectarinas provienen en su origen histórico de Asia Central, si bien ya existe documentación acreditando su cultivo en Inglaterra, que data del siglo XVII.
Un sabroso bocado, una fruta con evidente vocación hidratante y estimulante, ideal para días de calor como los que estamos padeciendo.
Fruta andaluza y española, que recomiendo con absoluta certeza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario