sábado, 5 de julio de 2014

Gastronomía : Conservas Emperatriz Menestra de Verduras con Espárragos Extra.





Mi cordial agradecimiento a esta empresa conservera de la Rioja Oriental, localizada en el municipio de Autol; por su desinteresado envío de muestras. Ya he reflejado con anterioridad en este espacio de divulgación de la cultura vitivinícola y gastronómica, algunos de sus productos más destacados.
Hoy le toca el turno a esta menestra de verduras con espárragos, que he degustado con la bendita simpleza de un refrito de ajos, con aceite de oliva virgen extra y un punto de vinagre y guindilla seca riojana.
Emperatriz es un elaborador riojano que lleva en el sector desde el año 1960 y que busca a través de los motores de la motivación, la iniciativa, la diferenciación y el valor añadido un lugar preferente entre los consumidores.
Puedo garantizar que esta menestra de verduras con espárragos mantiene los cánones de calidad en las verduras y hortalizas que la componen, con un buen tono en cuanto a textura y sabor, en donde guisantes y zanahorias juegan la carta del dulzor, los champiñones el toque del terruño y las judias verdes ese celestial punto de memoranza que aporta la huerta de Rioja.
Aunque el origen real de la menestra de verduras sea italiano, ministrandi ó minestra; en nuestra piel de toro las menestras gozan de una buena popularidad, principalmente en Navarra y La Rioja, en donde a veces llegan a la mesa con una buena vestimenta rebozada, que les aporta suavidad y un punto que aleja la acidez de la verdura en algunos puntos de la escala.
Creo en estos formatos de conservas vegetales que con un solo giro de tapa abren un sabroso mundo, siempre y cuando la textura del contenido mantenga esa viveza y esa tersura pretendidas por el consumidor. Doy fe : la menestra de Emperatriz las mantiene.
Ya saben, un chorro de aceite de oliva virgen extra con un refrito de ajo, al que pueden incorporar algún punto de picante, ó tal vez unas esquirlas de buen jamón ibérico, y a gozar como un Pantagruel.
El mismísimo Manuel María Puga y Parga, legendario crítico gastronómico gallego de principios del siglo XX, reconocido entusiasta de las menestras; hubiera gozado con esta referencia de Conservas Emperatriz.
Yo, confeso tragón, también lo he hecho, se lo aseguro querido lector.

No hay comentarios:

Publicar un comentario