martes, 29 de julio de 2014

Finca Valdeguinea Tinto Joven 2013.



Vino catado y degustado durante una comida de trabajo en el establecimiento La Tavina, localizado en la misma entrada de la logroñesa y culinaria calle Laurel.
Figura en este mismo blog con fecha tres de Abril de 2013, una crónica de cata de la edición de añada 2011 de esta misma referencia, un monovarietal de la casta tempranillo, elaborado con frutos vendimiados en cepas de la propiedad que acreditan una antiguedad de treinta años, y que se asientan en suelos de composición arcillo calcárea, con fermentación alcohólica ya en bodega, maceración con hollejos durante quince días, descube y maloláctica, reposos y trasiegos que conducen hasta una clarificación natural. Estabilizado antes del embotellado y breve afinado, previo a su salida al mercado.
En copa parada exhibe un color apicotado con reflejos violáceos, la nariz advierte presencia de frutos rojos, ligeramente confitados, punto de mermelada de arándanos, fresones de mata y cerezas, con pétalos florales en segunda instancia, y un mejor afinado aromático que en aquella añada 2011.
También la boca mejora la añada precedente correspondiente a la cosecha 2011, con entrada matizada de sabroso dulzor frutal, prolongado en el avance, con buen despliegue de frescura, una acidez en seña de media alta intensidad, integrado y con equilibrio.
La persistencia es fresca, muy frutosa, con una retronasal que envía evocaciones de cerezas, fresas y arándanos, suavidad, bien aparejada la marca floral, hay pétalos rojos y violetas, y una nota final que deja recuerdos balsámicos suaves y sugerentes.
Lo califico en esta añada 2013 como muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario