martes, 1 de julio de 2014

Bodegas Ochoa Moscatel Vendimia Tardía 2013.



Mi agradecimiento a Adriana Ochoa por su desinteresado aporte a este espacio de divulgación de la cultura vitivinícola, mediante el envío de varias muestras de sus referencias principales, terminando con esta correspondiente a un vino blanco dulce de la varietal moscatel, en edición de añada 2013; mi repaso de las mismas en el blog.
Elaborado con frutos procedentes de un carasol de la finca Traibuenas, y de una vendimia tardía; se procede ya en bodega a una selección de las mejores uvas. Es un vino que añada tras añada, se ha ido afianzando como uno de los mejores vinos dulces de moscatel españoles, y lo cierto es que destaca por un maravilloso equilibrio entre dulzor y acidez, y un sabroso punto de fruta, que le da viveza, frescura y una envidiable balanza aromática y gustativa.
De hecho, su aproximación a nariz y su paso por boca, son suaves y elegantes, aportando en copa parada un brillante color amarillo con buenas pinceladas doradas, dejando en nariz evocaciones de fruta blanca con hueso, cítricos y pera de agua, sensación melosa, con un buen fondo floral que le aporta, aún; mayor empaque.
Boca fina, suave, con el equilibrio de dulzor magnífico, elegante en el avance, la fruta dominando el frente, frescura y viveza, manifestando una estupenda prolongación.
La retronasal habla de pomelo, naranja, duraznos, guía de miel, con un buen ramillete de flores, que enciende la mecha de un polvorín que acredita sensaciones de naturaleza, incluso algún matiz ligeramente silvestre, este no muy marcado.
Una gran añada para el Moscatel Vendimia Tardía de Ochoa, un gran vino que califico como más que muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario