viernes, 25 de julio de 2014

Bodegas Alvear Fino CB.




Mi agradecimiento a la familia Alvear y a todo su equipo profesional y humano, por su desinteresado envío de muestras, siendo este fino CB la segunda de ellas que me dispongo a comentar en el blog, tras su pertinente cata y análisis personal.
Bodega Alvear fue fundada en el año 1729 y representa un icono de los vinos de la denominación andaluza y española Montilla Moriles, siendo su actual responsable de enología Bernardo Lucena.
Estamos delante de un vino fino seco elaborado de modo monovarietal con frutos de Pedro Ximénez, con crianza biológica bajo velo de flor, por un periodo de más de cinco años en botas de roble americano, usando el tradicional sistema de criaderas y soleras, con sacas y rocíos periódicos.
Al utilizar la varietal Pedro Ximénez, que tiene sustancioso contenido de azúcares, no se precisa proceder con métodos complementarios de alcoholización en ninguna de las fases preceptivas de elaboración y maduración.
Vino que en copa parada muestra un color amarillo pajizo con buen brillo y muy suaves reflejos verdosos. La nariz afianza recuerdos de frutos secos, almendra; con un segundo plano que reúne una sabrosa sensación de perfume salino y floral, con fondo perimetral de levaduras.
La boca es sabrosa, elegante desde el arranque, deslizándose con suavidad y frescura, apostando por una media alta condición grasa, salinidad dominante, con una trastienda sensitiva de amargor que complementa su hidalga planta de vino andaluz.
Buena, salina y fresca persistencia, no es punzante, antes bien sugerente.
La retronasal insiste en almendra, débil marca de tostados procedentes de la madera, mucho más presentes que en la vía olfativa; dejando para el final flores blancas, algunos finos balsámicos aliados con levaduras, y un epílogo en donde la salinidad llega a recordar al medio marino.
Un estupendo vino blanco seco, que califico como muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario