jueves, 10 de julio de 2014

Bodega Elías Mora Viñas 2011.




Mi agradecimiento a los responsables de Bodega Elías Mora, por su desinteresada colaboración con este blog de cultura vitivinícola, mediante el envío de varias muestras de sus principales referencias.
Estamos delante de un monovarietal de la Tinta de Toro, que acredita un periodo de maduración de seis meses en barricas de madera de roble americano, perfil de lozanía con buena integración, dibujando en copa parada un color apicotado con reflejos púrpura, dejando en nariz evocaciones de fruta negra madura, algunas notas ligeramente tostadas que abren el camino para especiados dulces, emitiendo en el final un perimetro que afianza sensaciones balsámicas.
La boca es gustosa, con un firme arranque en donde la fruta clava su estandarte, con señas de buena extracción, siempre predominante en el avance, frutoso, con las claves de la madera presentes pero equilibradas. Taninos golosos y pulidos, la acidez en clave media alta, con francas señas de persistencia. Sapidez y muy buena nota en cuanto a la longitud, dejando en su retronasal amplias notas evocadoras de moras y arándanos, con vainilla y alguna guía láctica, manifestando en el epílogo junto con un guiño sugerente de salinidad, algunos recuerdos de regaliz.
Un vino sabroso, con virtud en el equilibrio, que califico en esta añada 2011 como muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario