viernes, 20 de junio de 2014

Vino y Gastronomía : Armonía Bodegas Montebaco Semele 2010 y Conservas Emperatriz Mezcla de Setas con Champiñón.









Comienzo agradeciendo a estos dos elaboradores su desinteresada colaboración con este espacio de cultura vitivinícola y gastronómica, orientado a la divulgación alimentaria.
Rioja y Ribera del Duero hermanadas en una armonía que tiene como base un suculento combinado de setas y un vino tinto con base varietal mayoritaria de tinta fina, con menor aporte de merlot, frutos procedentes de la finca Monte Alto, localizada entre ochocientos cincuenta y novecientos metros de altitud, perteneciente a los municipios de Valbuena y Pesquera de Duero.
El Semele en edición de añada 2010 acredita un periodo de maduración de doce meses en barricas de madera de roble americano y francés.
Este vino tinto, referencia de Bodegas Montebaco; presenta en copa parada un color apicotado de buena intensidad, con reflejos púrpura, insinuando granas, aún no muy marcados.
La nariz expresa recuerdos de fruta roja madura y suavemente especiada, con buen equilibrio, balsámicos y lácticos se unen para dar prolongación aromática al vino, sin que la fruta se resienta, con alguna nota floral, aunque siempre en retaguardia.
La boca es amable en el arranque, despliega una buena traza de acidez, desarrollando frescura en el avance, mostrando credenciales de buena extracción, con los taninos golosos y pulidos, media alta persistencia, evocando en la retronasal sensaciones de cerezas y ciruelas rojas, vainilla, punto de regaliz, flores y notas tostadas, iniciando ya al final un punto de granos de café, aunque este descriptor en medida menor.
Resulta sabroso y prolongado.
Lo califico en esta añada 2010 entre recomendable y muy recomendable.
En cuanto al combinado de setas de Emperatriz, conservas vegetales y de pescado, cuya fecha de fundación data del año 1.960, en la muy riojana localidad de Autol; ofrece un amplio repertorio que incluye las variedades pleurotus ostreatus, lentinus edodes, agaricus bisporus, pholiota nameko y lactarius deliciosus, ó lo que es lo mismo gírgola, shiitake, champiñón de París, nameko-muy utilizado en las sopas de miso orientales- y níscalos.
Un perfecto combinado que sirve para elaborar desde ensaladas a revueltos de huevo ó tortillas, sabrosos risotto, ingredientes extra para construir estupendas pizzas, estrellas principales en un buen acompañamiento para carnes en calidad de guarnición, salpimentados junto con unos chips de ajo y un punto suave de gundilla.
Personalmente, me he inclinado en esta ocasión para enlazar un buen revuelto de huevo, en donde esta mezcla de setas y champiñones de Conservas Emperatriz, ha ejercido de buen maestro de ceremonias.
Buena calidad del producto, que bautizada con este buen vino de Ribera del Duero, ha logrado el éxito esperado en una cena al uso.
¿Qué quieren?. También con setas y vino se hace el camino. Y en La Rioja y en Valladolid, lo saben. Se lo aseguro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario