miércoles, 18 de junio de 2014

Heretat Oller del Mas Bernat Oller Negre 2012.



Con un castillo medieval cuya elevación data del siglo X, y con la familia propietaria del dominio, los Oller, comienza mi crónica de cata de este vino, cuya muestra me ha sido enviada de modo desinteresado al objeto de mi análisis personal, circunstancia que aprovecho para agradecer.
El proyecto vitivinícola, al menos en la estética, se despliega en clave château, con una bodega que incluye una amplia oferta de enoturismo y un restaurante con cocina tradicional de Cataluña, en donde a buen seguro los vinos de Heretat Oller del Mas gozan de un cumplido protagonismo, junto a una variada oferta gastronómica.
Este Bernat Oller negre en edición de añada 2012 se elabora con una conjunción varietal de picapoll negre, la uva autóctona del Bages y merlot, esta en clave mayoritaria; con selección de los mejores racimos en viñedo. Tras un proceso de fermentado de ocho días bajo control de temperatura, se procede con una maceración de trece días, con dos remontados diarios. No se incluye proceso de prensado.
Acredita una maduración de doce meses en barricas de roble francés Allier, Tronçais y Nevers, con una proporción de madera nueva del cincuenta por ciento.
Un vino que presenta en copa parada un color apicotado de buena intensidad, con reflejos purpúreos avanzando hacia granas.
La nariz es frutosa, con especiados ligeros, algunos balsámicos y lácticos no tan marcados, dejando una seña que habla de la madera que le dió cobertura durante su maduración en bodega.
Equilibrado, con fragancias menores, ya en una segunda aproximación; que recuerdan a flores rojas.
Boca sustanciosa, con plenitud en el arranque, la fruta sirve de guía por el sendero, traza media alta de acidez, con los taninos golosos y pulidos. Expresa cierta sensación de salinidad, que realza la retronasal, esta abundante en evocaciones de cerezas, ciruelas rojas, nota de vainilla y ebanistería, soplo de regaliz, abundando en expresiones de sapidez, las cuáles aportan buen nivel de prolongación.
Vino franco, que mantiene su viveza frutal durante toda la cata, y que merece la calificación de muy recomendable, en esta añada 2012.

No hay comentarios:

Publicar un comentario