lunes, 9 de junio de 2014

Gastronomía : Conservas Nero Atum Portugués Catraio con Aceite de Oliveira.




Es un auténtico honor, en un país como es España, rico en conservas de pescado y marisco, poder probar y escribir sobre un atún elaborado en nuestra vecina Portugal.
Agradezco a José Nero su amable y desinteresada colaboración con mi proyecto divulgador de la cultura gastronómica, mediante el envío de varias muestras de sus referencias.
Es Portugal el tercer país del mundo en número de consumo de pescado, sólo superado por Japón e Islandia, y por ello, no es extraño que sus conservas, como es el caso de la presente elaboradora, tengan un sello de calidad digna de elogio.
Larga tradición en el sector de las conserva con un histórico diploma de excelencia en la Exposición Regional de Setúbal de 1930, y los aires marinos de la villa de Sesimbra, en donde la pesca y la construcción naval dejan su eterna huella de prosperidad.
El Senhor Jesús das Changas, vigilante y patrón de una zona de Portugal, en donde el atum tiene una estupenda tradición, que hoy llega al blog a través de la gentileza de una elaboradora de conservas pesqueras que ya les digo, tiene muy buena condición.
Presentado en filetes, sus aromas al abrir la lata manifiestan que el pescado mantiene sus propiedades, sabroso en su paso por boca, con la textura perfecta, sin añadiduras, con esa riqueza saludable en proteínas y vitaminas A, B, D y K. Buen aporte de minerales, calcio y yodo, y sustancial fuente de ácido lineoleico y de Omega3.
¿Qué quieren?, la mejor manera de probar una conserva de atum, es tal cuál, con un pequeño aporte de pimiento rojo picante, alegría riojana; sin que la cantidad de este anule el auténtico sabor que este pescado atinado con un equilibrado componente de aceite de oliva, puede ofrecer.
Una conserva de calidad, que engrandece mi cultura gastronómica, y que me causa la satisfacción personal de poder compartir con mis lectores la evidencia de que nuestra península ibérica, tan bien regada por el mar, es, también en Portugal; un lugar privilegiado para obtener pescados sabrosos y llenos de ese esplendor natural que desde luego, una conserva bien elaborada, también puede aportarnos.
Mi sincera enhorabuena a José Nero, por tan exquisito producto, que desde luego recomiendo a mis lectores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario