miércoles, 25 de junio de 2014

Gastronomía : AOVE Clemen Platinum.






Mi agradecimiento sincero a los responsables de esta almazara extremeña por su desinteresada colaboración con este blog de cultura gastronómica y vitivinícola, mediante el envío de esta muestra de su aceite de oliva virgen extra, categoría platinum, que he podido catar, primero de modo individual, y después armonizándolo con un ramillete de boquerones ambientados anteriormente con vinagre de Rioja, y posteriormente, ya en plato, con algunas esquirlas de ajo aragonés.
Este Aove Platinum de Clemen acaba de ser galardonado con el Gran Premio Cinve 2014 y se elabora mediante extracción en frío, comercializado en rama y con una estupenda aromática y sensación frutosa cuando se desliza por boca.
Conjunción varietal de morisca, al treinta por ciento, y carrasqueña, al sesenta porcentual, con un color que en vaso de cata aporta tonos cromáticos amarillo verdosos, buena sensación de pureza y densidad óptica. Nariz muy refrescante, con buenas sensaciones de fruta y hierba verde, aparece un punto de almendra que marca la parte final de su examen aromático.
La boca mantiene un punto de amargor más marcado que la acidez y la nota picante, esta sólo testimonial, sin que caracterice su paso y llegada al paladar. Me resulta un AOVE exuberante en cuanto a frescura, sabroso y con una textura untuosa y elegante.
En el epílogo mandan un sabroso amargor y una sugerente evocación verde, en donde fruta y hierba vuelven a dominar.
Un magnífico AOVE extremeño, que conjugado junto con esta ración de boquerones, ha manifestado un equilibrio digno de elogio, integrándose en el conjunto gastronómico y deleitando por su finura y capacidad indudable de expresión.
Sabroso, fresco y bien perfilado.
Lo califico entre muy recomendable y más que muy recomendable.

2 comentarios:

  1. Gracias Juan por tu extraordinario comentario, espero hayas disfrutado de los boquerones! @aceitesclemen

    ResponderEliminar
  2. Gracias a vosotros por colaborar El AOVE es colosal y con los boquerones como excusa gastronómica, aun mejor !

    ResponderEliminar