domingo, 29 de junio de 2014

Finca Cardaba Viña Sancha Rosado 2013.





fincacardaba.com
Mi cordial agradecimiento a los responsables de esta bodega de tierras segovianas, por su desinteresado envío de muestras, siendo este rosado monovarietal de la uva tempranillo en edición de añada 2013, la segunda de las botellas recibidas que me dispongo a comentar en el blog, tras su pertinente cata y análisis personal.
El Viña Sancha Tempranillo rosado surge de una vendimia manual, con traslado posterior a bodega, en donde comienza el proceso de despalillado y estrujado, con macerado durante un periodo de seis horas sobre hollejos, y fermentación alcohólica en depósitos de acero inoxidable.
Precioso en su exhibición cromática en copa parada, con gamas rosa frambuesa, lilas y buen brillo.
Tiene algún reflejo asalmonado, aunque son los otros tonos los que presiden la escena. La nariz se muestra con muy buena plenitud en cuanto al ritmo frutal, marcando evocaciones variadas de frutos rojos maduros, con punto confitado muy suave, pétalos de flores rojas y blancas, algún fino matiz balsámico de menor intensidad que redondea su declaración de frescas intenciones.
La boca es jugosa desde el arranque, con un buen balance de dulzor frutal y traza de acidez, fino en el avance, dando notas de buena fluidez, apreciando la presencia varietal, desplegando buenos puntos de frescura. Se siente la tempranillo.
Retronasal que matiza más la personalidad de la fruta, con apuntes de cerezas, frambuesas y grosellas, nota floral y en menor medida, incluso que en la fase olfativa; algunos guiños balsámicos, que dejan evocaciones mentoladas.
Una buena añada para un rosado con franqueza varietal, lo califico como muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario