lunes, 9 de junio de 2014

Finca Cárdaba Dominio Carmen Tinto Joven 2012.




fincacardaba.com
Es siempre un placer para mi recibir muestras de modo desinteresado, desde bodegas que pertenecen a denominaciones e indicaciones geográficas menos conocidas, pero que como en el caso presente, ofrecen un perfil de vinos, elaborados con el mimo suficiente, para ser considerados, a priori como grandes en presentación, continente y contenido.
Mi agradecimiento por ello a todo el equipo profesional y humano de Finca Cárdaba, encabezado por la familia Sancha de Frutos y por Toni Barragán, por su colaboración y por el hecho de que de ese modo, puedo catar e incluir en las entradas de este blog, algunas crónicas sobre la denominación de origen protegida Valtiendas.
A través del continuo aprendizaje hacia el conocimiento y en aras de la divulgación, esos son los objetivos principales de El Alma del Vino.
Dominio Carmen es un vino tinto joven que se elabora con frutos de la casta varietal tempranillo, procedentes de las treinta hectáreas que la bodega tiene en propiedad y que se localizan en un lugar en donde los monjes cistercienses ya elaboraban vino allá por el año 1337.
Son cepas que están situadas en una altitud de ochocientos noventa metros, con exposición suroeste y suelos de composición arcilloso calcárea.
Es un vino joven, sin aporte de madera, que acredita una fermentación alcohólica en depósitos de acero inoxidable, bajo control de temperatura; y un reposo invernal en ellos, previo a su embotellado.
En copa parada muestra un color apicotado intenso, con reflejos violáceos. Buen brillo y sensación óptica de vinosidad. La nariz llega poblada de recuerdos a fruta roja y negra maduras, algunos signos florales y balsámicos, con una punta cremosa que integrada en el conjunto aromático me ha recordado a fresas y nata, confitura de frutos negros.
Es pulposo en su arranque en boca, la fruta plantando su estandarte, intenso y carnoso, con una buena seña de acidez, aportando lozanía y frescura. Amable y equilibrado, con unos buenos taninos, golosos y marcados, añado que se nota un buen tono de maceración en su personalidad. Ofrece vinosidad y su persistencia es franca y de media alta intensidad.
La retronasal me habla de cerezas, moras y fresas de mata, con un suave guiño floral, algún episodio expresivo de regaliz, con el final sápido y con insinuaciones de fruta confitada.
Tiene viveza, frescura.
Lo califico en esta añada 2012 como muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario