sábado, 21 de junio de 2014

Fattoria il Palagio Le Ginestrelle 2013.



Mi agradecimiento a los responsables de este dominio vitivinícola italiano por su desinteresado envío de muestras, una de las cuales este monovarietal de vernaccia di san gimignano ocupa el protagonismo en esta entrada del hoy en mi blog.
La tradición de esta varietal unida a la localidad de San Gimignano, célebre por su origen medieval y por su posición en las colinas toscanas, además de por ser Patrimonio de la Humanidad según calificación otorgada por la Unesco en 1990; se remonta a los tiempos etruscos, allá por el siglo III a.c.
Lo cierto es que hay una literaria referencia a la vernaccia que aparece en la Divina Comedia de Dante Alighieri, y que relaciona a esta varietal legendaria con las anguilas que procedentes del lago de Bolsena, acostumbraba a degustar en clave de gula el Papa Martin IV.
Vino blanco franco y delicado, con notas relevantes de frescura, que aporta en copa parada un color amarillo pálido con reflejos verdosos. Nariz de sutileza aromática, que va de menos a más, acogiendo recuerdos de fruta cítrica y ciruelas claudia maduras, con buena seña floral y algunos balsámicos menores, anisados y resinas. Tiene un fondo de hierba verde recién cortada, aunque para llegar a él hay que esperar a que el vino, frío en el momento del descorche, temple su gelidez.
La boca es fina en el arranque, con buen balance de dulzor y acidez, prolongado en su despliegue de frescura, buen equilibrio, con una textura medio untuosa y una retronasal que insiste en tonos de limón y ciruelas, dejando una sensación intermedia de pera de agua, con anisados y resinas, además de flores amarillas y un guiño final que sugiere de nuevo la tilde de hierba fresca.
Me gusta la vernaccia. Califico este vino blanco de San Gimignano como muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario