lunes, 23 de junio de 2014

Domaine de la Rochelierre Noblesse du Temps 2012.




Mi agradecimiento a Jean-Marie Fabre por su desinteresada colaboración con este espacio de divulgación de la cultura vitivinícola, mediante el envío de varias muestras de sus referencias, una de las cuáles, este vino tinto apodado Noblesse du Temps en edición de añada 2012, representa con firmeza la personalidad de un dominio amparado por la regularidad que aporta la historia de cuatro generaciones familiares dedicadas a la elaboración, y al carácter indudable que conceden sus parcelas de viñedo asentadas en suelo de composición de esquisto, arcillosa y calcárea.
Elaborado con una proporción de mourvèdre, cincuenta por ciento; carignan, al treinta; y garnacha, en la cantidad restante, con maceración inicial del fruto en su llegada a bodega tras la vendimia, fermentación alcohólica de veinte días con remontados y délestages, dando paso a continuación a una maloláctica desarrollada en fûts de chêne. Trece meses de crianza en barricas de madera nueva de roble francés.
Copa parada que esgrime un tono cromático apicotado e intenso, con reflejos violáceos.
Nariz afianzada en recuerdos de fruta negra madura, una suave pincelada esencia especiada, dejando paso a motivos aromáticos florales y herbáceos, estos más marcados que aquellos, recreando ya al final un punto de perfume que me ha recordado a gengibre y que se deja acompañar de un fino tono que insinúa naturaleza silvestre.
La boca es jugosa, desplegada con buen punto de fruta y frescura, taninos golosos y marcados, hay equilibrio y concentración, evidenciando una clara sensación de extracción frutal, viveza y nervio.
Media alta seña de persistencia, con la retronasal que deja recuerdos de moras y frambuesas, nota de pimienta más bien ligera, con un buen compendio de flores oscuras y matorral de monte bajo. El guiño de gengibre, también presente.
Lo califico en esta añada 2012 como muy recomendable. Tiene la virtud de la franqueza varietal de la monastrell, para los franceses mourvèdre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario