martes, 24 de junio de 2014

Champagne Piot-Sévillano Cuvée Elégance.



Una muestra más de las enviadas de modo desinteresado por este dominio vitivinicultor del Marne francés, en esta oportunidad el Cuvée Elégance de Champagne Piot-Sévillano, que desde el inicio de la cata realiza una declaración de intenciones sobre la varietal chardonnay, que preside su composición, al cincuenta por ciento; incluyendo en ese porcentual un parte del quince por ciento criado en fût de chêne. Cuarenta por ciento de pinot meunier y un diez por ciento de pinot noir acreditan la perfecta escolta para un champaña elegante, bien dotado de personalidad, que no deja dudas acerca de su buena integración en cuanto al carbónico y la frescura, siempre con un perímetro de estructura y un fondo de fruta que lo convierten en una garantía.
Copa parada que muestra un color amarillo pálido con reflejos dorados, suave aromática que va de menos a más y que muestra evocaciones plenas de fruta cítrica, con algunas notas de manzana verde, flores blancas y amarillas, con una nota de levadura que no resulta protagonista y que hace su rol como actriz secundaria.
Añado en mis notas un final de fragancia mineral, magnífica seña que recuerda a terrosidad.
La boca es sabrosa, sugerente, entrando con un buen punto de dulzor frutal, acidez y frescura que se despliegan con magnífica expresión, textura sabrosa y untuosa, arma un exquisito punto de suavidad con la fruta presidiendo el guión.
Envolvente y divertido con el paladar, la retronasal esgrime evocaciones de limón, manzana y ciruelas claudia, con un guiño de pera red anjou más breve que el resto, añadiendo sensaciones pasteleras, florales y ese epílogo mineral que tanto equilibrio aporta al conjunto y que se hace emocionante.
Es un homenaje a la chardonnay, aportando la personalidad característica de la meunier y escenificando ese tono de terroir, tan vibrante.
Lo califico entre muy recomendable y más que muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario