jueves, 19 de junio de 2014

Champagne Piot-Sévillano Brut Prestige.





De nuevo mi agradecimiento sincero a los responsables de este dominio vitivinícola y champanero, localizado en el Marne francés, por su desinteresado envío de muestras. Habiendo comentado con anterioridad algunas de ellas, me dispongo en esta entrada a versar sobre el Brut Prestige de Piot-Sévillano, un espumoso con personalidad de blanc de noir, bien encauzado en la franqueza varietal de la pinot meunier, que considero, a ciegas; que es la varietal dominante en la elaboración. Tiene un color amarillo intenso con buena integridad cromática dorada, buen despliegue de carbónico, burbuja fina y constante.
La nariz es resuelta en el perfume, con una fragancia que exhibe recuerdos de cítricos, cremosidad, algo de manzana reineta, manejando en el final un sustancioso perfume balsámico que se acomoda junto a una buena personalidad aromática de frescura y mantequillas pasteleras.
Sabroso en su arranque en boca, colmando el avance de una buena traza de acidez, sabroso y sápido, la fruta dominando, con el paladar seducido por una buena explosión de fruta y cremas, envolvencia y textura untuosa.
La retronasal insiste en recuerdos de limón, cremas pasteleras, bollería de horno panadero, manzana y tal vez un guiño entre especiado y balsámico que llega al final y que no cubre a su personalidad principal, legada de la fruta madre.
Lo califico como muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario