lunes, 30 de junio de 2014

Bodegas y Viñedos Monteabellón Avaniel Rosado 2013.



Tal vez sea uno de los mejores vinos rosados de la denominación Ribera del Duero, que haya podido catar en los últimos tiempos. Durante una de mis últimas incursiones en tierras burgalesas, pude disfrutar, en verdad lo hice; de este monovarietal de tempranillo, que apunta buena racha de frescura, pero sobre todo un buen nudo de fruta, que se extiende y prolonga con firmeza hasta el mismo final de la cata. Son los rosados vinos de jolgorio y época estival para muchos de los consumidores que de modo más ó menos habitual acuden a ellos, buscando esencia, fruta y frescura.
Puedo garantizar que al Avaniel en edición de añada 2013 le sobran argumentos para cumplir esas tres condiciones.
En copa parada muestra un color rosa grosella con algunos matices fresa, declarando en nariz matices variados en donde aparecen sensaciones aromáticas de fresones, picotas, frambuesas, granada y pera roja de agua, con guiños florales muy sugerentes en segunda instancia.
Implementa en su arranque en boca esas señas de identidad de fruta roja fresca, desplegando una buena nota de acidez, directo y con una buena concentración que puebla el paladar de sensaciones.
Es un rosado largo, pronunciado e intenso, en el que la fruta domina la escena, repitiendo en su análisis retronasal parecidos recuerdos de frutos y fruta roja, de nuevo un punto cítrico muy agradable y evocaciones de flores rojas y una lejana piel de naranja.
Me ha encantado. Enhorabuena sincera a la familia García, propietaria de la bodega.
Lo califico en esta añada 2013 entre muy recomendable y más que muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario