sábado, 14 de junio de 2014

Bodega Cillar de Silos Joven De Silos 2013.



En la categoría de vinos tintos jovenes, y en la XVII Edición de los premios Envero, fue la bodega Cillar de Silos, propiedad de la familia Aragón; la galardonada, sumando todas las puntuaciones otorgadas a ciegas por los miembros del jurado popular constituído al efecto.
Heredera del histórico enlace entre la localidad burgalesa de Quintana del Pidio y el Monasterio de Silos, esta bodega familiar defiende en el mercado un vino lozano, fresco, cargado de evocaciones aromáticas y gustativas a fruta, sin paso por madera, pero bien matizado, suave e intenso al mismo tiempo.
En copa parada muestra un color apicotado violáceo, buen brillo y limpieza.
Nariz que deja sensaciones de fruta negra y roja maduras, con un guiño muy suave de corte balsámico, sin mayor expresión, aunque les aseguro que no es poca, al menos en cuanto a intensidad.
Boca lozana, jugosa, deja sentir la frutosidad en el avance, con una media alta nota en cuanto a acidez. Tiene una sabrosa vinosidad, que se deja sentir sobre todo en su llegada al paladar. Amable, con taninos golosos y pulidos, buena integración del conjunto.
Retronasal que habla de arándanos y ciruelas oscuras, con un tono que recuerda a flores, y que no se aprecia con tanta solvencia en la fase nasal, cerrando con un prolongado tono de regaliz.
Un vino que califico en esta añada 2013 entre recomendable y muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario