martes, 20 de mayo de 2014

Gastronomía : AOVE Conde de Argillo.




Mi agradecimiento a los responsables de esta almazara andaluza, acogida a la denominación Sierra Mágina, y directamente relacionada con la Finca Arroyovil, propiedad de la misma familia desde el año 1.873, en donde la variedad olivarera Picual resplandece con propia personalidad.
Un ochenta por ciento en ácido oleico da a esta varietal un valor indiscutible, que Conde de Argillo reivindica de modo evidente, añadiendo respeto al medio ambiente, moldurados diarios del fruto y primera presión en frío bajo control de temperatura. Almacenado del aceite, siempre con un respeto a una temperatura inferior a los veinte grados.
En vaso de cata aparece dibujando un cromático verdoso, con algunos reflejos dorados.
Nariz que aclama recuerdos de manzana y hierba verde, un punto floral menos marcado y un perímetro aromático de mata de tomate.
Boca equilibrada, con buen balance entre acidez y amargor, enseñando al final una credencial picante no en clave punzante, y bien integrada.
Untuoso y pleno, deja señas de buena frescura, lozano y amable.
Tiene cuerpo y buena prolongación en cuanto a las sensaciones demostradas.
Lo califico como muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario