martes, 13 de mayo de 2014

Enológica Wamba Anbisna Tempranillo 2011.


Mi más sincero agradecimiento a los responsables de Enológica Wamba, uno de esos proyectos vitivinícolas que gozan para mi de un sello especial de distinción; por su desinteresado envío de muestras, siendo este Anbisna Tempranillo en edición de añada 2011, la primera de ellas que me dispongo a comentar, tras su cata y análisis personal.
Vendimia y mesa de selección al llegar la uva a bodega, con paso a los depósitos por gravedad, pre fermentación con maceración en frío, alcohólica posterior en depósitos de acero inoxidable con control de temperatura, prensa vertical, con una maduración en barrica de roble de quince meses, que le aporta la finura y la clase de uno de esos vinos con personalidad propia, fácil en el avance, desenvuelto y de trago amable.
En copa parada muestra un color apicotado con reflejos purpúreos, nariz plena en asomos de fruta roja y negra maduras, con algunos especiados ligeros, complementados con tonos lácticos, y suaves recuerdos florales y balsámicos.
En una segunda aproximación deja un suave punto de mineralidad, no muy marcado.
La boca es sabrosa desde el arranque, con un buen punto de acidez, desplegando una buena nota de frescor frutal, amplio y goloso, con avance longitudinal, rica seña de persistencia, franqueza varietal.
Taninos finos y golosos, bien pulidos.
Retronasal que evoca notas de ciruelas rojas y cerezas, frambuesas y arándanos, con algunos puntos de cremosidad y regaliz, dando una punta de vainilla y nuez moscada, que llega hasta el final, en donde aparecen guiños finos de salinidad.
Un vino sabroso, frutal y sobre todo, su mayor virtud; expresando la naturaleza varietal de la casta tempranillo con buen rigor.
Lo califico en esta añada 2011 entre muy recomendable y más que muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario