domingo, 18 de mayo de 2014

CVNE Monopole 2013.


Hace pocos días y menos entradas publicaba en este blog una crónica de cata de uno de los Monopole de leyenda, de aquellos que elaboró para gozo vinoso, Ezequiel García, correspondiente a la añada 1963. Claro que desde aquel Monopole al presente ha llovido mucho y la forma de elaboración y las varietales que conforman esta legendaria etiqueta de los vinos blancos de Rioja, han cambiado más que un ápice.
Añada 2013 de un monovarietal de viura, catado durante mi visita al bar logroñés de la calle San Juan, denominado Pika2. Un local que recomiendo y que ha tenido un buen cambio de titulares y de calidad. Viura al ciento por cien, con prensado para la obtención del mosto flor, fermentado alcohólico en depósitos de acero inoxidable, dejando en copa parada un brillante color amarillo pálido con buenos reflejos verdosos. La nariz afronta una buena exhibición de recuerdos finos frutales, con algunos guiños florales de mayor timidez. Equilibrado en boca, desde el arranque seduce por una buena frescura frutal, que se desliza sembrando la franqueza varietal de la casta blanca más riojana, paso medio untuoso, con la retronasal que habla de pera de agua, ciruelas claudia, piña y manzana golden, ampliando su expresión hasta un buen ramillete de flores blancas y amarillas. Ligero tono balsámico en una segunda cata.
Lo califico en esta añada 2013 entre recomendable y muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario