martes, 6 de mayo de 2014

Coll de Roses Finca del Mar 2011.



Mi agradecimiento a los responsables de esta bodega de la denominación catalana Empordá, por su desinteresado envio de muestras, siendo este Finca del Mar en edición de añada 2011 la segunda de ellas que me dispongo a comentar, tras su pertinente cata y análisis.
Elaborado con frutos procedentes de la parcela Mas Buscá, las varietales garnacha y cabernet sauvignon ocupan el protagonismo de este vino tinto, con una proporción paritaria.
Viñas con una edad media de veinticinco años, vendimia manual, encubado y maceración pre fermentativa con las pieles. Fermentación alcohólica con control de temperatura, maloláctica posterior en barricas de madera de roble francés de quinientos litros, acreditando una maduración en idéntica madera por espacio de quince meses.
En copa parada muestra un color apicotado con reflejos violáceos, nariz en donde la fruta negra madura se exhibe con una intensa fragancia, punto de sazón, con recuerdos balsámicos en segunda instancia, y algunas señas silvestres.
La boca es intensa desde el comienzo, con un buen equilibrio entre dulzor y acidez, volumen y golosura en el avance, con los taninos sabrosos y con una débil seña de amargor, una astringencia de esas que se integran en el conjunto y colaboran engrandeciendo la complejidad del vino.
Buena traza de persistencia, con la retronasal que abunda en moras y bayas, algunos puntos lácticos y de especiados dulces, evocaciones balsámicas, resinas; y un fondo que procura sensaciones de matorral de monte bajo y algunas hierbas silvestres.
Vino con personalidad, que califico en esta añada 2011 entre muy recomendable y más que muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario