viernes, 30 de mayo de 2014

Château Sainte Marguerite Rosé Cru Classé Cuvée Symphonie 2013.



Desde el año 1977 la familia Fayard defiende la propiedad de este dominio vitivinícola cuya fecha de fundación data de 1929. Quiero agradecer su desinteresada colaboración con mi espacio de cultura vitivinícola, mediante el envío de esta muestra de su rosé, en edición de añada 2013.
Garnacha en su aporte mayoritario, con un noventa por ciento; completando un pequeño espacio con la varietal cinsault. Después de catar muchos rosados durante unos cuantos años, creo que es la garnacha la uva que mejores ejemplos de estos vinos consigue, si bien su fusión en porcentajes diferentes con la suave y corpórea cinsault, consigue rosados plenos, sabrosos y muy aromáticos.
Desde luego es una de las conjunciones de uva que más admiro cuando de un vino rosado se trata.
Color rosa asalmonado con matices ligeramente cobrizos y algunos suaves acerados, nariz que envía recuerdos de melocotón de viña, cítricos y un guiño de fruta de la pasión, este menos incisivo. Flores blancas, con alguna seña láctica de menos intensidad.
La boca es más compleja y expresiva, logra un buen tono de acidez y frescura, en el avance deja huella de pulpa frutal, bien delineada la personalidad cítrica, con un punto de limón, dentro de un concepto de fluída vinosidad, demuestra que la fruta quiere tomar el mando, sabroso y con llegada al final, sin desmayos previos. Equlibrado, estival, dinámico, con un punto de nervio.
Creo que estamos delante de una buena añada de este vino rosado de la Provence, que en la retronasal facilita la llegada de recuerdos frutales más intensos que en la fase olfativa, deja tonos de fresas de Junio, melocotón, de nuevo fruta de la pasión, con un apéndice láctico y de cierta cremosidad, flor de naranjo y jazmín, amable y fresco.
Lo califico en esta añada 2013 como muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario