miércoles, 14 de mayo de 2014

Champagne Piot Sévillano Brut Millésime 2007 Florilége.



Segunda muestra catada, de la colección que esta maison champanera francesa, me envío de modo desinteresado para mi análisis personal, circunstancia esta que como siempre en estos casos, aprovecho para agradecer sinceramente.
Piot Sévillano responde a una tradición familiar de ocho generaciones de viticultores y elaboradores de champagne, afincados en la localidad de Vincelles, en el Marne, allá donde los espumantes forman parte de una bendita leyenda por derecho propio.
Típica fusión varietal del champagne, con un color que en copa parada se muestra amarillo dorado con buena difusión de burbuja fina. Nariz que envía recuerdos de fruta cítrica, con algunas notas florales y de frutos secos, balsámicos no muy marcados, apreciando en el epílogo algunas notas de levadura.
Buen equilibrio aromático. La boca despliega buen balance de dulzor y acidez, hay buena dosis de frescura en el avance, resulta refrescante y tiene buena integración de los componentes expresivos de la cata, manifestando un conjunto dinámico y resuelto.
Buena seña de persistencia, con amplitud de la varietal chardonnay, ó al menos eso me ha parecido.
La retronasal trae evocaciones de flor de limón, mousse, levaduras, jazmín, guiños de almendra no muy tostada, y un tono final que resalta un punto balsámico, aunque más bien ligero.
Lo califico en esta añada 2007 entre recomendable y muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario