miércoles, 7 de mayo de 2014

Celler Prior Pons 2009.




Agradezco a los responsables de esta bodega del Priorat, su desinteresado envio de muestras, al objeto de mi cata y análisis personal. La primera de ellas esta edición de añada 2009 de su vino principal, responde a una fusión varietal de las castas garnacha, carinyena y cabernet sauvignon, elaborado con frutos procedentes de cepas con una media de edad de más de cincuenta y cinco años, acreditando una maduración en barricas de madera nueva de roble francés, durante un periodo de doce meses.
El enólogo Toni Coca al frente del proyecto.
Producción limitada a cinco mil trescientas botellas, dibujando en copa parada un color apicotado de buena intensidad, con algunos reflejos purpúreos. La nariz manda sensaciones de fruta roja y negra maduras, con puntos florales, herbáceos y balsámicos en segunda instancia, envolviendo el conjunto de la fragancia en una seña aromática mineral, muy sugerente.
La boca es golosa y fresca desde el inicio, con la entrada mostrando un buen dulzor frutal, desplegando las señas de la acidez durante el avance, aportando frescura y sustancia. Taninos pulidos y bien marcados, finura en el alcance del paladar. La fruta siempre imperando, buena seña de persistencia. Retronasal que habla de frambuesas y arándanos, algunas flores rojas y hierbas aromáticas, hay resinas y matorral de monte bajo, y ese sugerente epílogo de roca húmeda y terrosidad, que dan más volumen a la complejidad y la longitud del vino durante la cata.
Un buena añada para un vino firme y sabroso, que califico entre muy recomendable y más que muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario