domingo, 4 de mayo de 2014

Bodegas Urbina Reserva Especial 2005 Uva Pasa.



Otra de las referencias catadas durante mi pasada visita a Bodegas Urbina, en la luminosa sala en donde los vinos se aprecian con mayor claridad en su justa medida, un habitaculo incorporado por la familia Benito a la bodega, que sin duda reúne todos los requisitos exigibles a un más que correcto punto de percepción de las características de cualquier vino que de tal se precie.
Sin lugar a dudas este Reserva Especial 2005 elaborado con frutos de tempranillo de vendimia tardía no sólo se precia de su condición, sino que demuestra con esa particularidad, un firme compromiso con la galería de referencias únicas, genuinas y peculiares que pueblan esta fascinante cultura vitivinícola.
Tras su proceso de vinificado mediando frutos de uva pasificada, se madura en barricas de madera de roble francés de varios usos, durante un año.
En copa parada ofrece un color rojo apicotado con reflejos entre agranatados y teja.
Nariz de buena finura frutal, descubriendo sensaciones de frutos negros maduros, con algún apéndice de higo, confitura y granos de cacao, apuntando también matices de hierbas aromáticas y un sustancioso aunque breve sentido mineral. En segunda aproximación, añado a mis impresiones, notas de piel de naranja confitada, té y un guiño licoroso y de especiados dulces, estos en clave testimonial, nada prolongada.
Boca fina, con la fruta apareciendo en primer lugar, golpe goloso y licoroso, densidad y untuosidad en el avance, desplegando buena dirección de la traza de acidez, con los taninos finos y pulidos, elegante nota de persistencia. Tiene esa personalidad de la vendimia tardía, pero que nadie se lleve a engaños, no es un vino dulce, su perfil de vino seco engrandece aún más su leyenda.
Retronasal que abunda en arándanos, ciruelas, endrinas, aportando notas de segunda linea, con recuerdos a bosque, hierbas aromáticas, romero sobre todo; con una sensación de frutas navideñas, macedonia caliente, compota; algún tono de cacao, menos marcado que en la vía aromática; y un buen sugerente epílogo que habla de mineralidad, expresada con prolongación e intensidad.
Equilibrado, dinámico y con mucha personalidad.
Lo califico en esta añada 2005 como muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario