domingo, 11 de mayo de 2014

Bodegas Rectoral de Amandi Mencía Colleita Seleccionada 2012.




Un nuevo agradecimiento a los responsables de la bodega gallega Rectoral de Amandi, por su desinteresada colaboración con este espacio de cultura vitivinícola, mediante el envío de muestras. En esta ocasión mi cata responde a este monovarietal de mencía, surgido de los frutos vendimiados en uno de los lugares más emblemáticos de la denominación de la viticultura heroíca, Sober, centro neurálgico de los viñedos de Amandi.
Despalillado y estrujado en bodega, con posterior fermentaciones alcohólica y maloláctica, llegando al embotellado, creando un vino que exhibe en copa parada un color apicotado de buena intensidad, con reflejos violáceos, nariz que evoca fragancias de fruta roja y negra maduras, con algunas notas especiadas ligeras que confluyen con guiños silvestres. No demuestra un exceso de complejidad en el perfume, manteniendo en boca un buen tono de fruta, desplegando un balance efectivo de dulzor y acidez, presentando tonos de lozanía en su avance, con un punto sabroso de frescura. Taninos golosos y afinados, dejando señas de franca persistencia.
La retronasal es muy frutosa, dando especial cobertura y protagonismo a las huellas de fruta roja madura, con puntos de confitura y mermelada de frambuesas, grosellas y dejando cierta esencia de moras, aunque en una medida menor. Los especiados, vainilla y nuez moscada, se funden con evocaciones lácticas y algunas flores rojas y violetas.
Digamos que es una buena expresión de mencía, aunque contenida en cuanto a expresividad. No obstante, tiene equilibrio y muy buena seña de fruta.
Lo califico en esta añada 2012 como recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario