viernes, 16 de mayo de 2014

Bodegas Fuenmayor N3b Crianza 2010.




Mi cordial agradecimiento a los responsables de esta bodega localizada en el municipio riojano de Fuenmayor, por su desinteresada colaboración con este espacio divulgador de la cultura vitivinícola, mediante el envío de varias muestras de sus principales referencias.
En el caso que nos ocupa, estamos delante de un vino crianza en edición de añada 2010, elaborado en base monovarietal, con frutos de la casta tempranillo, acreditando una maduración en barricas de madera de roble americano, por un periodo de doce meses, más un tiempo de afinado adicional en botella de seis meses, antes de salir al mercado.
En copa parada muestra un color apicotado de notable intensidad, con reflejos purpúreos y agranatados suaves. La nariz tiene sensaciones de fruta roja madura, con una ligera percepción en segunda aproximación de frutos negros, en ambos casos con notas sazonadas. Ligera sensación láctica, no muy marcada, con un agradable tono balsámico que redondea el perfume.
La boca es genuina, tiene un arranque amparado en el dulzor de la fruta madre, con buena nota de acidez que despliega frescura en el recorrido, con los taninos finos y que generan una satisfactoria sensación de integrado amargor, que desemboca en esa personalidad balsámica, regaliz; que sucede a los iniciales puntos de fruta roja y negra madura de la retronasal.
No aparece el tono láctico en esta fase de la cata, y en cambio la intensidad balsámica prolonga las sensaciones en boca, ofreciendo al catador un buen nivel de complejidad.
Anoto fluidez en el avance, y sin embargo su capacidad de concentración vinosa, construye ese bendito nexo, ese nudo que le proporciona el empaque suficiente para ser considerado como un crianza con propia personalidad.
Lo califico en esta añada 2010 como muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario