lunes, 14 de abril de 2014

Vino y Gastronomía : Armonía Gancedo Bodegas y Viñedos Capricho Val de Paxariñas 2013 y Conservas Vegetales Picuezo Bruschetta Espárragos Verdes.






Con mi agradecimiento a estas dos empresas españolas de alimentación por su desinteresada colaboración con este blog de cultura gastronómica y vitivinícola, me dispongo a comentar una armonía que goza de la frescura de la fruta, sobrevenida por este vino blanco de la denominación Bierzo, y por la delicada complicidad entre una bruschetta de espárragos verdes y unas huevas de merluza, que adquirí el sábado a buen precio en una pescadería amiga.
En cuanto al Capricho de Gancedo Bodegas y Viñedos, y en esta edición correspondiente al 2013, cabe señalar que esgrime una fusión vínica de las castas Godello, al ochenta y cinco por ciento; y Doña Blanca, en la proporción restante.
En el caso de la primera varietal, los frutos vendimiados provienen de cepas con una media de edad de más de veinticinco años, mientras que en el caso de la Doña Blanca, acredita una antiguedad media de más de sesenta y cinco años.
A su elaboración criogénica, se le añade un proceso de estabilización por frío, con un buen resultado que describe en copa parada un color amarillo pálido con reflejos verdosos. La nariz apunta una buena traza de fruta cítrica, con algunos atisbos menores de manzana verde, piña y pera, describiendo en segundo lugar una sensación floral y herbácea, mucho más contenida.
La boca es jugosa, tiene un arranque en donde el equilibrio entre dulzor y acidez se despliega en plenitud, conjugando el verbo refrescar en todo su significado, manteniendo en el avance buena envolvencia, sin resultar pesado, y con una franca persistencia. La retronasal repite sensaciones frutales, añadiendo un punto de ciruela claudia, en menos intensidad que los recuerdos de limón, manzana verde y pera, deslizando una sensación balsámica que aparece por detrás de las evocaciones florales.
Lo califico en esta añada 2013 como muy recomendable.
En cuanto a la bruschetta de espárragos verdes de Conservas Picuezo escenifica con rigor la figura gastronómica del famoso antispasto italiano, de ahí el origen del término, que no es otra que la del ingrediente formado a base de un vegetal, aceite y sal, bien extendido sobre una rebanada de pan tostado, y en esta oportunidad dando perfecto servicio de guardaespaldas a una de esas huevas de merluza, colosales en cuanto a textura, sabor y dotadas de una perfecta personalidad marinera que casa a las mil maravillas con este antipasto transalpino elaborado en La Rioja.
Cremoso, con los espárragos que lo forman bien integrados en la pasta, buen punto de acidez y textura fresca y algo untuosa.
El origen rural y campestre del espárrago verde conceden a este alimento una imagen especial, además potenciada por su alto contenido en fibra, sodio, fósforo, potasio, hierro, calcio y vitamina C.
Efectivo diurético, su sabor ha encandilado al sugerente punto marinero de las huevas y ha armonizado de mil amores con un monovarietal de godello, que equilibra la acidez de los vinos blancos con un punto sabroso de dulzor frutal.
Un exitoso aperitivo dominical que creanme, será capaz de emocionarles.



No hay comentarios:

Publicar un comentario